27 de mayo de 2010

MI VIRGEN IMPOSIBLE








Todos tenemos una Virgen, un Cristo,
una cofradía imposible.
Ella es la mía,
mi Niña del Lunes Santo.

9 comentarios:

Dama dijo...

La mía se llama Macarena. Algún día te contaré la historia de mi abuela con tu virgen imposible.
Me encanta ese nombre.

Calleferia dijo...

Espero que me la cuentes.
¿Sabes? Me habría encantado ponerle ese nombre a una hija.
Un beso.

pregonero_de_sevilla dijo...

No hace falta que te diga cuál es la mía...

Calleferia dijo...

Pués no querido Enrique. No hace falta que hables de la Estrella Sublime, jeje.

Un abrazo

Carmen dijo...

Siempre te he comentado que tiene cara de monja, lo mismo que tú le dices a tu querida amiga Reyes. Para mí tiene uno de los mantos más bonitos.

Besotes.

Triana-Bel dijo...

A qué llamas Virgen Imposible?, me ha encantado el enfoche de tus letras.

Saludos desde la Costa de la Luz.

Calleferia dijo...

Vale...bueno...de acuerdo. Tiene cara de monja, pero de la monja más guapa que pueda existir.

Además. . .tu sabes lo que Ella significa para mi.

Un beso

Calleferia dijo...

Bienvenida Triana-Bel. Primero, gracias por el piropo a mis letras.

¿Lo de virgen imposible?. Soy hermano de la Hiniesta y Montesión y para mí el Lunes Santo es un día de mucho cansancio después de la paliza del Domingo. Cómo Ella sale la última, de pequeño había veces que mis padres no me llevaban a verla. Con el tiempo, iba a verla semanalmente y pensaba en hacerme hermano.

Pasaban los años y no me hacía, hoy día tengo 46 y ya no creo que me haga. Por eso será siempre mi Virgen Imposible, por una cosa o por otra no creo que nunca la acomapañe vestido de nazareno ni que me haga hermano.

Un saludo con envidia por lo de la Costa de la Luz

Triana-Bel dijo...

Todos tenemos un XTO o una Virgen Imposible, pero mira qué casualidad a mi quien me quita el sueño es el Padre de tu Virgen, ese crucificado me embelesa de tal manera que a veces hasta soñé con él, y mira que no soy sevillana.

Los lunes santos son una bendición.

PD: Tienes la Costa de la Luz a menos de una hora de coche, pásate y de camino para en Moguer y te comes unos deliciosos pasteles, y compras vino dulce y.... (Qué pesada, coño).