10 de junio de 2011

A LOS INDIGNADOS


Yo también me indigno.

Al principio no me posicioné, ni os criticaba ni os alentaba. Hice algo que en este pais brilla por su ausencia: observar, analizar y esperar vuestra evolución para formarme un juicio de valor. Dos primaverales noches, Carmen y yo nos acercamos a conoceros y saber de vuestros labios, de vuestros carteles lo que queríais hacer, lo que pensabáis. Algunas mañanas al salir del trabajo intenté saber sin con la claridad mañanera vuestras ideas tambien se aclaraban . . . peo empezé a tener la sensación de que tomaban el camino contrario.

A día de hoy, quiero obviar vuestros asaltos a entidades bancarias, quiero olvidar vuestras entradas a saco en centros comerciales, intento hacer oidos sordos de algunos manifiestos pidiendo la abolición de la monogámia, o de otros en los que solicitáis una absoluta intromisión del estado en mi vida.

Pero aunque lo intento, también yo me indigno.

Hoy en día, evito recordar que solicitáis el libre acceso a cambio de sexo para menores e inmigrantes; ni siquiera me acuerdo de vuestro rancio ecologismo de andar por casa cuando declarais que "por encima y por debajo de todo, somos naturaleza". Intento olvidar el regreso que proponéis a la edad de piedra cuando criticáis a "nuestras cúpulas de aislamiento llamadas ciudades".

Pero lo siento, estoy indignado.

Intento no dar importancia a vuestra solicitud de "el derecho a una sexualidad pública que no se articule en términos de prohibiciones, secretos y tabúes, que no esté condenada al armario de la intimidad, y que se incorpore como tema de debate en todos los ámbitos de la sociedad. Demandamos la incorporación en el sistema educativo de una educación sexual integral plural". Tampoco doy importancia a vuestras posiciones contra todo lo que huela a Dios o religiosidad.

Sin embargo, estoy indignado.

Porque el Parlamento si me representa, los ayuntamientos a donde mañana iréis también me representan y porque el pueblo . . . el pueblo no sois vosotros. Ninguno de ustedes ha pedido permiso a ningún ciudadano para enarbolar la representación popular que os atribuis, sin embargo en los ayuntamientos, en el parlamento si está el pueblo, allí sí.

¿Que hay chorizos entre ellos? claro cómo en todos sitios; ¿que la ley electoral hay que cambiarla? evidentemente, algunos llevamos siglos pidiéndolo; ¿que su forma de cotización y gestión de pensiones es inmoral? obviamente que lo es. Pero aquí en este pais, murieron muchos, perdieron su vida laboral otros y muchísimos cayeron en el ostracismo profesional y laboral por conseguir un parlamento.

Un parlamento y unos ayuntamientos donde vosotros (sin mi voto ni el de nadie) vais a manifestaron libremente (gracias a mi voto y al de tantos) para pedir . . . en fin ya ni vosotros sabeis que pedir.

Y es que probablemente no conocísteis o ya se os olvidó el brillo en los ojos de tantas personas que pudieron votar por primera vez en libertad hace 35 años.

Por todo eso, yo también me indigno, yo también soy pueblo.

4 comentarios:

trianatrinidad dijo...

Amigo Calleferia, empezando porque la opinión de cada uno es la de cada uno y es totalmente respetable, espero que me aclares algunas cosas: todos y cada uno de los párrafos que resaltas en tu entrada como peticiones del Movimiento M-15, o DEMOCRACIA REAL YA, ¿de donde los has sacado?, te aseguro que yo tengo el manifiesto original y de todo eso no se habla absolutamente nada.No se habla de ir en contra del progreso, no se habla de sexo, en absoluto,(me da en la nariz quienes han añadido ese parrafito), y tampoco se habla de religión, solo de temas sociales, económicos y de empleo.No sera amigo lo que dice el refrán: "A río revuelto ganancía de pescadores", me parece que mucha gente que no tiene nada que ver con la idea original se esta subiendo al carro por si cae la breva.Pero sigo pensando que hay que cambiar el sistema, en lo que nos afecta y nos duele a todos: corrupción política, gastos superfluos, políticos ineptos y vuelcaollas, falta de libertad en los medíos de comunicación (control de Internet, Ley Sinde, prensa, televisión y radio tendenciosas y manipuladoras, control sobre los Bancos, derecho a la vivienda, derecho al trabajo y control de las empresas, (dinero negro y despidos masivos con beneficios, etc, etc. Perdona el rollo, pero creo que por todo esto sigue mereciendo la pena luchar, y personalmente, no creo que ningún partido político hoy por hoy vaya a arreglarlo si no nos movemos, lo demás que dices y mucho más que dicen por ahí son los nubarrones que intenta apagar los rayos del Sol.Siento que no estés de acuerdo.Un fuerte abrazo.

Calleferia dijo...

Querido amigo.

Más abajo te mando el enlace donde he visto este último manifiesto. De todas formas, si lees bien la entrada observarás que no hablo contra el manifiesto original, que incluso me interesó e intenté saber de viva voz las inquietudes.

Ni siquiera me importa todo lo que apunto del último manifiesto, ya que creo que son tonterias. Lo que me molesta es la no aceptación del juego democrático.

Un fuerte abrazo.

Este es el enlace:
http://www.burbuja.info/inmobiliaria/15m/231492-el-manifiesto-transmaricabollo-del-15-m-exige-que-los-menores-puedan-cambiar-de-sexo.html

El Naranjito dijo...

Amigo Calleferia: Interesante el cruce de opiniones y posicionamiento que tenéis Trianatrinidad y tú. Pero, ¿os habeis dado cuenta que en el fondo tenéis la misma opinión?. Te das una vuelta por la Encarnación, no para ver como han quedado las Setas, sino para escuchar de primera mano las reinvidicaciones de estos "jovenes". Eso forma parte del juego democrático, una norma no escrita de conocer para decidir. Si empezamos por cumplir las normas "normales" tenemos algo ganado. Personalmente creo que tenemos que cambiar mucho en nuestra forma de entender a la política y a los políticos. De saber dar un palito de vez en cuando para que se den cuenta que tienen un trabajo en precario con una finalización de contrato a cuatro años vista. Hace años me ilusioné depositando mi papelito en los colegios electorales y, poco a poco aquella ilusión se fué perdiendo. Sobre todo desde que tuve el Honor de ser elegido como presidente en una mesa. Me dí cuenta de primera mano, de la actitud de los partidos a traves de sus interventores. A todos les intersaba solamente los resultados. Todos querian ganar. Pero lo que no saben estos insignes señores, de que los que ganamos o perdemos somos el resto de los mortales que nos indignamos al ver para que sirven nuestros votos. "a las barricadas", que decian antiguamente Y ¿donden estan las barricadas?. Están en la calle, querido amigo, por tu barrio de la calle Feria, en la mirada de esa madre que entra en la plaza a comprar un cuarto de asedías, mientras otros se jartan de mariscos a su costa, o hacen obras faraónicas para su posteridad.
Debemos seguir indignados, pero afortunadamente tenemos medios para dejar atras esa indignación, me refiero a la de verdad, no a las reivindicaciones trasnochadas.
Un estrechón de manos y perdona por el peñazo de comentario, es que yo también estoy un poquito indignado.

Calleferia dijo...

De peñazo nada querido Naranjito.

Además, en general tienes mucha razón, tanto en que el cruce de opiniones desde el respeto siempre es bueno y enriquecedor y sobre todo en lo de los interventores. . . eso sólo lo saben esos pobres presidentes d mesa que han tenido que lidiar con unos y otros.

Un abrazo