9 de junio de 2009

CUANDO LLEGASTE


El día que llegaste todo cambió.

Cuando aquel 9 de Junio agarraste mi dedo
supe que no serías una prolongación de mi.
Hasta entonces pensaba lo que todos:
que mi hijo sería cómo yo,
que pensaría cómo yo,
que tendría mis fobias y fibias.

Pero cuando llegaste cambió.

Supe que tu educación sería darte la libertad.
Libertad para equivocarte,
libertad para caerte y levantarte,
libertad para no pensar cómo yo,
libertad para ser tu mismo,
libertad de valores y principios.

Hace años que llegaste y la vida me cambió.

Hoy me gustaría decirte
que cuando te caigas me busques,
que cuando dudes me interrogues,
que cuando mires me veas. . .

. . .y que sigas siendo tu, siempre tu.

Te quiero hijo, muchas felicidades.

9 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Ole, ole y ole.

Muchas Felicidades para tu hijo y para tu por este poema.

sevillana dijo...

Muchas felicidades para tu hijo que con el padre que tiene seguro que nunca caerá.
Besitos

Piecito dijo...

Muchas felicidades a los dos, a ti por saber dar paso a la libertad de cada uno, y a él por su cumpleaños.

costalero gruñón dijo...

pues felicidades a ambos, al hijo, por seguir creciendo en esa ciudad desvelo de este "granaíno", y al padre, por tener la suerte de guiarlo en su vida.

Qué alegría volver a leerte. Un saludo desde Granada

Moe de Triana dijo...

Que grande miarma, ¡¡¡FELICIDADESSS!!!

Híspalis dijo...

¡¡Muchísimas felicidades¡¡ No sabes cuánto me alegra leerte... es para mi un empujón de felicidad, no lo sabes bien.

Un fuerte abrazo y gracias por este poema de pelos de punta. Ya sabes dónde estamos para lo que necesites...

Canónigo Alberico dijo...

que arte mas grande felicidadessss y bienvenido

dama dijo...

A menudo los hijos se nos parecen, y así nos dan la primera satisfacción...
J.M. Serrat.

Muchas felicidades a los dos.

Paços de Audiência dijo...

Lo bonito de la libertad es poder equivocarse y rectificar. Sabias palabras señor padre.