22 de marzo de 2010

CARTA ABIERTA AL MEDITADOR


Querido Antonio.

Tu disertación ha sido profunda y sincera. Tu meditación ha estado bien declamada y mejor construida. Tu discurso fue comprometido y tu conferencia llena de Dios. Tu lección ha sido magistralmente cristiana.

Pero me gustaría transmitirte los nervios sentidos cuando vas por una papeleta de sitio, las miradas perdidas a una túnica que cuelga frente a la cama o el olor de un antifaz cuando el humo del cirio traspasa el terciopelo.

Me gustaría contarte cómo se hace una bola de cera, cómo en Sevilla los niños tienen otro 5 de Enero el día anterior a la salida de su Hermandad o cómo se ve la Semana Santa tras un respiradero.

Quisiera explicarte lo que una Bolsa de Caridad es, cómo funciona una Acción Social o los secretos de un Comedor Asistencial.

Sería feliz transmitiéndote que un Dios de madera es para muchos jovenes sevillanos lo mismo que para ti tu Dios del campo.

En pocas palabras, si mañana pudieras dedicar la hora y diez minutos que duró tu conferencia a plantarte en una esquinita del camarín del Gran Poder mientras observas las personas que por allí pasan, sabrías lo que la Semana Santa de Sevilla es y significa en esta ciudad.

Atentamente,
Un cofrade de Sevilla que no se averguenza de ello.

8 comentarios:

bogar dijo...

Totalmente de acuerdo.Un saludo

Diego Romero dijo...

También le podriamos decir, que lo mejor que se puede hacer mientras alguien rodeado de fantasmas intenta expicar Sevilla desde un atril, es pasearse por ella... Sin más.

Un saludo.

Piecito dijo...

Se supone que un pregón sirve para anunciar y exaltar la llegada de una festividad. ¿Realmente ha sido un pregón de Semana Santa?.

Ese camarín que mencionas es muy especial.

Un beso.

Carmen

Calleferia dijo...

Amigo Bogar. Cómo siempre y aunque sea muy de tarde en tarde sabes que me alegro mucho cuando te veo por aquí.

Querido Diego. Y tanto amigo, y tanto. Salí de casa a las nueve de la mañana y no volví hasta la noche. a mí, el pregón de verdad me lo dieron los besamanos y besapiés que ví.
Sabes que te sigo leyendo.

Querido Piecito. Te recomiendo que leas el artículo de Barbeito en el ABC de hoy. Eso sí es un pregón.
Claro que es especial, lo haceis especial todos los que pasais por él.

Un abrazo a todos.

Otro de la calle Feria dijo...

Algo nuevo habia que hacer. Pero hablamos de sentimientos, espiritualidad, fe, creencias, cosas intangibles.
El formato estaba manido.
Las nombro a todas, me recreo con Gran Poder, Macarena, aparte de la mia, claro, que a ver como vuelvo por allí sin dedicarle lo mejor, y mientras más aplausos mejor.
Despues de Rodriguez Buzon ó Jose Maria Rubio, ambos de fuera de Sevilla, que se puede decir nuevo? que se puede decir mejor?
Los cofrades sevillanos que han sido pregoneros, no me han llamado tanto la atención.
He visto más al Gran Poder que cuando lo dijo Enrique Esquivias.
Más a la Macarena que cuando Ignacio Jimenez.
Mas profundidad y religiosidad que cuando lo dijo Javierre.
Y si te paras a pensar por un momento, es el que más y mejor habló del Nuestro.
Si Luis. Todas esas dudas, preguntas sin respuesta, y un; "Pero hagase Tu voluntad" final... y el campo....Solo podía estar hablando del nuestro.
Me gustó.

Calleferia dijo...

Querido hermano de barrio.
Cómo escribo en la entrada, creo que es un pregón profundamente religioso y muy cristiano (aunque el pregonero no tenga Fe).
Pero lo que dijo sirve lo mismo para un testigo de jehová o para un evangélico que para un rociero. Creo que no anunció la Semana Santa.
Si me conoces, sabrás que no me gustan los pregones en general. Ni Rodríguez Buzón, ni Caro Romero me hicieron soñar con lo que se avecinaba.
Pero Carlos Colón, que no nombró ni a la mitad de las hermandades, si me hizo ver el Domingo de Ramos y el Jueves Santo.
Lo que si creo, es que Barbeito fue honrado consigo mismo y con Sevilla; él no conoce la Semana Santa de esta ciudad ni a sus hermandades (y no es un hándicap ser de fuera). Cómo escribo en otro comentario, hay más anunció de la Semana Santa en su artículo de ayer que en todo su pregón.
Si reconozco, sin embargo, que mi visión del pregón puede estar influida por los comentarios posteriores. No entiendo cómo los mismos que criticaron al pregonero del año pasado por decir lo que pensaba y ser fiel a si mismo, alaban a Barbeito por lo mismo.
Un abrazo.

MaeseRancio dijo...

Lo que hizo Barbeito no fue un pregón. De calidad literaria indiscutible, pero no un pregón.

Es como si yo voy al Lope de Vega a ver Hamlet y se abre el telón y proyectan Casablanca.
¿Casablanca es una mala película? No, es una obra maestra; pero yo fui a ver la representación de Hamlet.

Calleferia dijo...

Cómo dijo Hamlet (probablemente pensando en nuestra Semana Santa):
""Our little life is like a brief dream...rounded with a sleep".
"Nuestra efímera vida está rodeada de un efímero sueño".

Me alegra verte por aquí Maese.